Cabo de Kolka, donde se unen el mar grande y el mar pequeño.
El mar pequeño ruidoso, con un constante oleaje y viento. El mar se come la tierra. 
El mar grande, calmo, sin viento, templado y silencioso.