Aizpute, siendo pueblo de poco mas de 5.000 habitantes tiene muchas iglesias. Lo interesante es que no todas son de la misma orientación religiosa. Los Aizputenses pueden elegir entre, iglesia bautista, entre dos ramas de la luterana, la iglesia católica, la iglesia adventista del séptimo día y una sinagoga.


Una de las cosas que me llama la atención de las iglesias es que todas tienen grandes ventanales para que entre luz natural al interior, creando así una atmósfera muy agradable, nada tenebrosa. 

Lo que se me viene a la cabeza es que, ojalá estos curas miren por la ventana mientras están pronunciando su sermón… y conecten con el mas allá, que esta justo al otro al otro lado de esos ventanales. El más allá es verde.


Verde, dona nobis pacem.

Pēteris Vasks – Dona nobis pacem