Por primera vez en letonia, puedo ver bosque desde las alturas, El Parque Natural del Gauja es de los únicos lugares de Letonia con desnivel. El otoño se deja notar tanto en el paisaje como en las temperaturas.


Una vez más, perdí las gafas de sol en algún lugar de este bosque, que obviamente no fui capaz de encontrarlas… suerte que la cabeza la llevo atada al cuello! En fin.. esta siendo un interesante ejercicio de “let it go”…









































Otro detalle… El Hostel, me recuerda a la peli del resplandor! (ok, nada que ver pero…)
Esta a 3km del centro de Sigulda, (y hay que venir andando, claro). Es un edificio grande al lado de bosque, y en los alrededores hay otros edificios y se siente presencia humana, pero… apenas se ve a nadie. Dentro del hostel, de vez en cuando alguna voz de la dueña… y todo desierto, no me he cruzado con ningún otro huésped, si es que los hay… mi habitación esta al final del pasillo, mucho después de que se acabe la luz del pasillo… y la habitación huele a convento de monja (he estado en algunos y huelen así!!!) Para tener internet tengo que salir al pasillo y recorerlo hasta la otra punta!