Me encanta desayunar en un mercado, ir comprando todo lo que te entra por los ojos… para comértelo in situ…


Flores por todas partes!
En la ruta de las iglesias, una católica en el centro de Liepāja una rusa ortodoxa, en Karosta.














La costa de Karosta, un lugar extraño…


Pedir de comer y una cerveza en una cafetería  y…¿que te miren raro por pedir una cerveza?

A lo largo de la playa hay varios bancos, donde las parejas, familias, o grupos de amigos vienen a disfrutar de la puesta de sol. Logar perfecto, para el Picnic fotográfico y disfrutar de otra puesta de sol increíble y muchas estrellas! … comiendo los tomates más sabrosos del mundo!