Ocurrió hace una semana.

La inauguración de El Bosque Dormido en GKo, en mi casa, fue el lugar y el momento para mostrar lo que habíamos estado trabajando durante meses Roberto y yo. 


Fue mágico, o diría que cuántico.
Ante mi podía ver toda la gente que quiero.
Los ausentes, estaban muy presentes (Pēteris, Carla…) las palabras de Roberto se hicieron más reales que nunca:



la locura
no existe
en el vacío
el tiempo tampoco
después
del abrazo
de dos cuerpos
estos se separan
y viajan
cada uno
a un extremo del universo
entre ambos un bosque dormido
si uno ejecuta un beso
el otro muere de amor
si uno sueña con el eco de la madre
el otro emprende la vuelta a casa


Roberto R. Antúnez





Con todos allí, todo fluía, se respiraba… una energía preciosa! 
No puedo para de decir gracias a todos los que vinisteis, me siento muy afortunada. 






















Aritz E. captó increíble todo este buen rollo en el video! 
GRACIAS! muy buen trabajo Aritz!



Gracias también a los colaboradores de le exposición

Tx Lab
Permajet
Tolosako Udala