Trabajar con Roberto ha sido dejarnos llevar por las emociones!


Roberto R. Antúnez, es un poeta Vallisoletano, amante de las letras, pero sobre todo, amante de la vida. Con esa misma pasión con la que vive y trabaja, se acerco a mi la primera vez:

– tu eres eli garmendia, ¿verdad?
– mmmmmm….. ¿si…? – estaba en una fiesta ¡y no tenía ni idea de quién era este chico de acento castellano!
– he visto tus fotos, ¡me alucinan!
– aaaah…. – roja como un tomate.


Y a partir de ahi… muchas risas, música y bailes. Años más tarde, al lanzarle la propuesta de mantener la correspondencia, al que no dudo en responder ¡SI! 


El fin de semana que vino a Barcelona fue productivo, estuvimos dando forma al Bosque Dormido. Para en estos últimos días volver a desmontarlo! 

Lo siento Rober… se que te he desmontado muchas veces durante el proceso… pero creo que ha merecido la pena, estamos cerca de …





















Gracias por decir Si!