Un poco más de verde para combatir el síndrome de abstinencia… el sábado último día de fotos (en principio), en el Montseny.






















Desde ya, editar, retocar… 
Mucho trabajo, pero deseando de sumergirme en El Bosque Dormido!!

Por cierto, para la próxima reencarnación, me pido Nube!!